jueves, 1 de septiembre de 2011

Comienzo mi historia

Mi historia empieza de la siguiente manera (año 2009)
Yo era una trabajadora ejemplar, muy eficiente, lista, comunicativa, de talante agradable, pero que no regalaba mi tiempo, hacía mi horario de jornada completa, y alguna hora extra suelta regalada, sin más... no regalaba demasiadas horas sin venir a cuento, y con mi tiempo, era capaz de realizar mi trabajo, y supervisar o terminar el de otros compañeros, que por circunstancia de la vida, habían negociado mejor que yo, tenían mejor sueldo y más categoría, pero eran incapaces de terminar su trabajo en tiempos, a mí eso me daba igual, me consideraba justamente remunerada, estaba aprendiendo en el proyecto y en ese aspecto me sentía bien.

Me quede embarazada cuando llevaba 2 años en el proyecto, al principio de mi embarazo no hubo problemas, pero... empece a hacer algo nuevo, paraba a media mañana sí o sí a desayunar, a comer algo a media mañana, y eso a mí Jefe de proyecto le empezó a picar... empezó a dejarme de lado, un día que tardé más de lo habitual (30 minutos) me metió en un despacho a echarme la bronca. A su pregunta de si me parece normal le dije que sí. Que me parece normal, A su alusión de que le digo yo al cliente sobre ti, le dije, cuéntale lo excelente que hago mi trabajo, y que entrego a tiempo y sin errores y que cuando ha hecho falta me he quedado más tiempo para sacar mi trabajo o el de otros. La conversación finalizo con un acuerdo de no sobrepasar los 20 minutos para el café...

Seguí mi embarazo más tranquila que tranquila, a cara de perro respondía con peor cara de perro, a cara simpática, respondía con cara simpática...

A los 7 meses me dieron la baja, estuve en casa hasta que nació mi hijo, cuando aún no habían pasado las 16 semanas, mi Jefe de proyecto hizo mi evaluación, la cual nunca leí.

Gasté mis 16 semanas, acumule el periodo de lactancia, disfrute de mis vacaciones, y me acogí al derecho de pedir una excedencia por guarda legal, para no tener que meter a mi gordito en la guardería con 5 meses, sino con 10 meses, de esto me arrepiento y mucho tenía que haber estado más con él, o no... no se sabe el destino lo que te depara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario